2012 en música

Antonio tiene como trece mil ‘followers’. Como para no hacerle caso… :-P

De hecho, mi perfil musical es (como el de Antonio), público: last.fm/user/chechar… Aún así, ahí van mis preferencias musicales de 2012 tal y como quedaron registradas ahí…

Para 2012. 25: Leonard Cohen (65 reproducciones). Empatados para el 22: Purity Ring, Lower Dens y Fennesz (67). Empatados para el 20: F.F.F. y Colin Stetson (70). 19: Deep Purple (72). Empatados para el 17: Tori Amos y Belong (73). 16: Soundgarden (74). 15: Sølyst (76). 14: Emily Jane White (78). 13: Four Tet (79). 12: Kid Koala (81). 11: Portugal. The Man (83). 10. Sleigh Bells (94). 9. Nick Drake (96). 8. Red Hot Chili Peppers (99). 7. Crippled Black Phoenix (100). 6. Portishead (104). 5. Ólafur Arnalds (112). 4. El-P (115). 3. Cat Power (138). 2. Morphine (141). 1. The Rolling Stones (181). Global: 25. Air (379). 24. DJ Shadow (384). 23. Guns N' Roses (400). 22. Ben Folds (401). 21. Miles Davis (408). 20. Michael Giaccino (420). 19. Spoon (438). 18. Marlango (450). 17. Cake (456). 16. Ratatat (461). 15. Clint Mansell (475). 14. Eels (477). 13. The Chemical Brothers (498). 12. Portishead (513). 11. Red Hot Chili Peppers (558). 10. Calexico (560). 9. Four Tet (574). 8. Bruce Springsteen (577). 7. Garbage (608). 6. U2 (636). 5. The Go! Team (690). 4. Morphine (789). 3. Mogwai (818). 2. Cat Power (843). 1. The Rolling Stones (1403).
Mis gustos de 2012… comparados con los de los ocho años y pico que llevo en last. Haciendo clic accederéis a la imagen a tamaño completo (y podéis jugar a buscar el error de edición :-P)

(Antes de seguir. Sobre el gráfico… En la lista de 2012 Sølyst está contado de menos, porque también lo tengo como ‘Solyst’. Si no fuera así, tendría 115 reproducciones y empataría por la cuarta posición con El-P. En la lista global se ven perjudicados Ben Folds (si lo combinásemos con Ben Folds Five estaría el octavo de la lista, no el 22, con 202 reproducciones más) y Bruce Springsteen, que con las 84 reproducciones extra de la E Street Band se iría a la sexta posición. Ah: y la lista no incluye lo que uno ha escuchado vía FM y podcasts, ni este año ni los anteriores: buena parte de lo que ha sonado en Siglo 21, Cuando los Elefantes y los muy añorados El Ambigú y Bulevar, de Radio 3, sobre todo.)

En cualquier caso… A lo que íbamos. Los artistas están enlazados a su página en Last, y la mayoría de discos y canciones a Spotify.

Los de 2012

Artistas que aparecieron realmente en 2012:

24. Purity Ring
Los canadienses comenzaron en 2010, pero han llegado con su disco de 2012, Shrines, que es un prodigio de lo que en Last etiquetan como ‘chillwave’. Precioso.

22. Lower Dens
Shoegaze post-punk de Baltimore (en serio, todas las etiquetas están robadas de Last: yo jamás he sabido cómo agrupar la música, más allá del me gusta mucho-poco-nada). El disco es Nootropics.

En vez de un clip del disco, os dejo una actuación en pequeño formato en la NPR de hace un par de años…

17. Belong
Dice el perfil de Last que ‘siguen con la tradición de My Bloody Valentine‘. Pues eso. Desde 2002 dando vueltas, pero yo me he encontrado con esta banda shoegaze (Valentinescos, insisto) con su Common Era, de 2011.

Le devuelven a uno a la adolescencia…

15. Sølyst
Kraut. Muy Kraut. Y percusivo hasta el límite. Como si cogieras de la banda sonora de Heat Force Maker (de Brian Eno), la escuchases cien veces y entonces decidieses hacerle un disco homenaje. El disco, homónimo, es de los de escuchar con altavoces potentes y dar volumen (y sí, es de 2011, pero vamos a aceptar pulpo…). Este directo no es tan contundente, pero vale la pena (y va cogiendo fuerza a medida que avanza):

(Por cierto, esta es la recomendación ‘exclusiva’ de la lista: ni sumando Sølyst y Solyst llega a mil oyentes en Last.)

12. Kid Koala
Lleva años haciendo girar discos (su Moon River es un clásico), pero es el disco de este año, 12 Bit Blues, el que me ha llegado al alma. Corta y pega (que dicen en Siglo 21) de lujo…

11. Portugal. The Man.
Indie rock progresivo del noroeste de Estados Unidos. Llevan años dando vueltas, pero yo los he descubierto este año, con American Ghetto. Y atrapado estoy por la voz del cantante, oiga.

La que probablemente sea su canción más famosa, en directo acústico en la radio, hace tres años:

10. Sleigh Bells
No, tampoco son nuevos. Pero sí es de 2012 Reign of Terror, que me parece un auténtico pelotazo, en el que se dejan estar de los samples de su anterior disco y se van de cabeza a por las guitarras distorsionadas… Un mazazo.

7. Crippled Black Phoenix
Más descubrimientos de bandas con años de carretera: estos británicos llevan dando vueltas desde 2004 con formaciones diversas. Post rock progresivo y durillo. El disco es [Mankind] The Crafty Ape, y no os pongo clip porque no encuentro nada en YouTube que les haga justicia :-). Se nota que corre algún miembro de Mogwai por la banda. Bastante. Pero si tuviéramos que listar las influencias, como mínimo nos íbamos a tener que ir a buscar hasta King Crimson

Descubrimientos tardíos

Que sí, que uno siempre llega tarde a todo. Por ejemplo, a…

14. Emily Jane White
…una cantautora ‘dark folk’ cuyo disco de 2009, Dark Undercoat, yo no he descubierto hasta este año, no recuerdo cómo. Belleza sobrecogedora.

9. Nick Drake
No me fustiguéis mucho, que ya estoy yo en ello. Drake se suicidó en 1974 (si no inventó la figura del cantautor atormentado y suicida, poco le faltó) y yo no le he descubierto hasta 38 años más tarde… Los tres discos que lanzó entre 1969 y su muerte son preciosos, y Bryter Later, de 1970, tan bueno como cualquier otro para empezar si, como yo, no lo conocíais…

Y el resto

De lo que queda, me permito recomendar dos cosas que igual no conocéis. En primer lugar, Colin Stetson, un saxofonista que se lo hace todo él solo y que en directo es impresionante hasta decir basta:

Y sí, aunque parezca mentira, es todo en directo, sin más. El ‘truco’ es el montón de micrófonos que lleva, y que captan toda la gama de sonidos que es capaz de producir con su instrumento. Alucinante. Casi tanto como su lista de colaboraciones, que incluye a Tom Waits, Arcade Fire, TV on the Radio, Laurie Anderson, Lou Reed, David Byrne o The National.

Y ya para acabar el islandés Ólafur Arnalds, a quien Sigur Rós se llevan de vez en cuando de telonero… Como podréis ver al inicio del clip, le gusta experimentar con el sonido. Y como veréis a continuación, sus composiciones son de una belleza extrema:

Esperemos que 2013 traiga tan buena música como 2012 :-).

Una de podcasts

Cuando no tengas contenido para el blog, tira de listas de recomendaciones. He dicho. Dicho lo cual, si alguien me hubiese anunciado hace un par de años que me iba a aficionar al formato podcast, no le habría hecho caso ni durante un segundo. Sirva de demostración de mis capacidades como futurista. Y sirva también de homenaje al iPod, el cacharrito que dio nombre a un medio…

Y es que en el podcasting, efectivamente, es el dispositivo el que posibilita la existencia de un medio (seguramente no sea medio la palabra más adecuada) nuevo. En mi caso, eso sí, no fue el iPod el que trajo la revolución (y mira que tuve un Touch de primera generación), sino el Dell Streak que compré hace un año aproximadamente. En cualquier caso, el podcasting funciona gracias a los dispositivos categoría iPod: portátiles y con la capacidad de encargarse solos (o con la ayuda invisible del ordenador) de descargarse los programas y gestionar la cola.

Un medio (tercera vez que uso la dichosa palabra que no me convence, prometo que la última) que chupa de la radio (lo que habría dado yo por podcasts a mediados de los 90, cuando los sábados y los domingos se paraban al principio de la tarde porque en Radio 3 de 4 a 6 era la hora de De cuatro a tres con Paco Pérez Bryan, por ejemplo, y veréis que la mayoría de ‘mis’ podcasts son básicamente radio reempaquetada) pero que en ocasiones va más allá. Nada mejor que poder escuchar tus programas favoritos cuando te da la gana, donde te da la gana, sin preocuparte de si hay cobertura ni de la distancia te separa de la emisora y… con la posibilidad de saltarte los trozos que no te gustan.

En cualquier caso, vamos a por las recomendaciones, que era a lo que íbamos…

Los de Radio 3

La emisora favorita de esta casa, desde hace un par de décadas…

  • Siglo 21 (RSS). Podríamos hablar durante horas de Siglo 21. Por un lado, de su muy poco común capacidad, en el panorama FM actual, de pinchar música nueva con un cierto criterio. Por otro, de parecer a veces el órgano oficial de un par de festivales (radicados en la costa mediterránea) e ignorar todos los demás. Además, el ejemplo perfecto de que el botón de avance rápido le hacía falta a la radio. Sobre todo cuando un bloque de una hora contiene siempre del orden de diez minutos que no te interesan en absoluto. En FM, esos diez minutos son una [pequeña] tortura. En podcast sólo representan la ínfima molestia de saltártelos.
  • Rock Reaktor (RSS). Viva la asincronía. El programa de rock duro (energético como pocos) va en directo a las dos de la madrugada de los lunes. Y no son horas. En podcast, suele sonar una tarde de día laborable, en el metro, volviendo a casa de la oficina :-).
  • Cuando los elefantes sueñan con la música (RSS). Música brasileña y jazz, siempre a ritmos moderados. Delicioso y relajante. Advertencia: ingerido en grandes cantidades puede provocar empalago.

(A partir de ahora nos pasamos al inglés, advierto.)

Los de WFMU

Decíamos que hace tiempo que nos hemos dejado de preocupar de si nos alcanzan las ondas de las emisoras (WFMU ‘vive’ a caballo de Nueva York y Nueva Jersey, en Estados Unidos) y de los horarios (la tarde-noche de la costa este americana coincide con la madrugada de por aquí). Demos gracias. Con intensidad.

  • Downtown Soulville with Mr. Fine Wine (RSS). Mr. Fine Wine tiene una voz que podría haber sonado perfectamente en la radio de la escena de la oreja de Reservoir Dogs. Y dedica una hora a la semana a pinchar 45s de soul. Qué más se puede pedir.
  • Mudd Up! with DJ/Rupture (RSS). Rupture es un DJ con un programa ecléctico en grado sumo, que suele tirar de electrónica sofisticada pero que con una cierta frecuencia se lanza de cabeza a la world music (especialidad ‘chumba chumba’), en algunas ocasiones buscando el Magreb y en otras Sudamérica. Prefiero, de largo, su faceta electrónica más convencional (aunque tampoco es ‘mainstream’, precisamente), pero se deja escuchar siempre.

Los de deportes

Sé que suena raro, pero consumo deporte vía podcast (mi deporte favorito es el fútbol americano, además, ganas de llamar la atención…).

  • Una diferencia notable entre los deportes yanquis y los de aquí es que allí se pueden escuchar entrevistas a estrellas del deporte en horario muy matutino. Tan matutino como a las siete de la mañana, pongamos por caso. Best of Mike and Mike (RSS) es el resumen diario del programa matinal de la ESPN, que va de las 6 a las 10 de la mañana (en la costa este). La radio deportiva americana suele ser un festival de gritos, pero Mike & Mike (Greenberg y Golic) son una de las excepciones que confirman la regla. Dependiendo del momento del año, la cosa se inclina más por el fútbol (americano), el baloncesto (NBA) o el béisbol, aunque el fútbol suele ser el rey.
  • The B.S. Report with Bill Simmons (RSS). Bill Simmons es un exponente de la tradición yanqui del ‘periodista deportivo’, un columnista que escribe a destajo (desde que hay web, la columna típica del género se cuenta en miles de palabras, no en centenares), partiendo del deporte pero tocando una buena diversidad de temas. Los tres que consumo habitualmente son Peter King, de Sports Illustrated (que no sólo es la revista de fotos de bañadores que publican anualmente), Gregg Easterbrook y el propio Bill Simmons, al que ESPN le ha concedido su propia plataforma para albergar este tipo de periodismo, Grantland, que presume de tener como ‘consulting editors’ nada más y nada menos que a Dave Eggers y Malcolm Gladwell. En el podcast (que tiene unos números astronómicos, con centenares de miles de descargas de cada programa) habla de fútbol, béisbol y baloncesto, pero también de televisión y ‘pop culture’ en general.

Los divulgativos

Una vez cerrado el paréntesis friqui-deportivo, un poco de divulgación científica:

  • The Infinite Monkey Cage (RSS) es una de esas cosas que sólo pueden nacer en Gran Bretaña y en el seno de la BBC: un programa científico de humor (o de humor científico, que nunca me ha quedado claro), llevado por el físico de partículas Brian Cox (colabora en el acelerador de partículas del CERN y es miembro de la Orden del Imperio Británico) y el cómico Robin Ince. Confieso que se me escapa con una cierta frecuencia, a veces por el nivel del idioma y a veces por el nivel de la discusión, pero es un hartón de reir y lo defenderé como el mejor programa de radio que haya oído nunca tanto como sea necesario. Su mayor problema, que sólo hacen una docena de programas al año.
  • More or Less: Behind the Stats es, a su vez, un programa la mar de entretenido (en serio) sobre estadística (y estadísticas) que conduce Tim Hartford, periodista y economista (y aún así buen comunicador científico, difícil de creer, lo sé) y autor de libros como El economista camuflado y Adáptate. Muy recomendable.
  • Science Weekly (RSS), del también británico diario The Guardian es un programa bastante más convencional (léase: a veces puede resultar aburrido, aunque pasa con poca frecuencia) que repasa la actualidad científica de la semana.

¿Sugerencias?

La gracia de mis entradas de listas de recursos en el blog es, sobre todo, preguntar a los lectores por sus gustos. Hay miles de podcasts por el mundo. ¿Cuáles son vuestros imprescindibles y debería probar de todas todas?

Pop Culture, de Madeon. O el valor de la remezcla

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=G2ExVvhzfCY[/youtube]

Impresionante vídeo, ¿verdad? Y al cabo de unos segundos de verlo, casi inevitablemente, uno comienza a reconocer cosas. Porque el vídeo está montado a base de hasta 39 clips más, incluyendo cosas bastante populares, como los Black Eyed Peas, Coldplay o Lady Gaga (me permitiré comentar que no son mis clips favoritos de la mezcla :-P, y apuntar que tenéis la lista completa de fuentes yendo al vídeo en YouTube).

Una primera cuestión es que quien afirma que el que crea un mashup no hace un aporte como el que crea las obras «originales» (el entrecomillado, provocado por la serie Everything is a Remix (véase, por ejemplo, la tercera parte)) debería reconsiderar, al menos parcialmente, su postura: a veces el remezclador aporta bien poco al original (de la misma manera que a veces el creador del «original» aporta bien poco a la cultura), pero en determinados casos la remezcla es inmensamente mayor que la suma de sus partes…

La segunda cuestión, eso sí, es la de la interpretación: el que crea mashup, dice el que, con frecuencia, no sabe, hace un mero trabajo de Ctrl+C, Ctrl+V y poco más. Uno podría argumentar, para el caso de este vídeo que es cierto… tanto como el trabajo de montaje de cada uno de los vídeos que lo componen. Pero es que, además, veréis que aunque hablo de Pop Culture de Madeon; el video es de un señor llamado Torrey Meeks. Pues bien, si queréis ver cómo interpreta la música su creador, el productor francés Madeon, que la incorpora en sus sets en directo, aquí lo tenéis:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=lTx3G6h2xyA[/youtube]

Si alguien está dispuesto a defender que eso no es virtuosismo al teclado…

A veces no hace falta samplear

Gran momento musical el otro día en uno de los ‘late night shows‘ americanos, el de Jimmy Fallon: Chuck D, de Public Enemy, haciendo Fight the Power, un clásico (difícil discutirlo) del hip hop, en la tele, con unos de los reyes de la remezcla, Eclectic Method.

Lo mejor: Fight The Power es una de las canciones más famosas que ‘samplea’ el Funky Drummer, un ‘break’ de batería, extraído de la canción homónima de James Brown, obra de Clyde Stubblefield (que es, por este y otros fragmentos a la batería, muy probablemente el músico más sampleado de la historia). Pues bien: no es un sampler es el que dispara el ‘funky drummer’, sino el bueno de Clyde, en el escenario:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_1wypLlkvZw[/youtube]

PS Ya habíamos hablado de Clyde, hace unos meses, porque necesitaba (creo que sigue necesitando :-S) un trasplante de riñón que no se podía pagar, a pesar de seguir al pie del cañon…

Los últimos días de Netscape

A través de Lived Fast, Died Young, Left a Tired Corpse de Coding Horror, descubro el imprescindible documental Code Rush, producido y emitido en 2000 por la tele pública estadounidense, la PBS, que sigue la vida y milagros de Netscape entre 1998 y finales de 1999, y que, gracias a Andy Vaio, está disponible (desde hace un año y medio, uno es lento en enterarse de las cosas) bajo una licencia Creative Commons.

Vaya por delante que ver el documental supone una exposición a ‘nerds’ un 1000% por encima de la CDR. Dicho lo cual, insisto en que es imprescindible verlo y empaparse un poco de la cultura de Silicon Valley y ver, aunque sea de pasada, cómo nace Mozilla y se ponen las semillas de lo que acabaría siendo Firefox, mientras Netscape moría estrangulada, a manos de sus propios problemas y de Internet Explorer 6.

En clickmovement.org/coderush hay bastante información y, de regalo, todo el metraje filmado para la elaboración del documental (¡transcrito!), con la propuesta de usar y remezclar todo lo que se desee (de hecho, el vídeo que incrusto aquí viene indexado/anotado por el propio Andy Baio).