Recuperando el buscador por defecto en Chrome para Windows

Hace unos días mi hijo (12 años), visitando The Pirate Bay, clicó sobre uno de los banners verdes donde pone Download y se descargó e instaló un programa que modificó el buscador por defecto de los tres navegadores que tengo instalados en el ordenador de casa: IE, Firefox y Chrome. El buscador era search.gboxapp.com :(.

Mi hijo, cuando se dio cuenta, procedió rápida y diligentemente a desinstalar el programa de marras, pero una vez desinstalado los navegadores mantuvieron la búsqueda por defecto usando gboxapp.

Cuando llegué a casa, me puse a intentar solucionar el desaguisado en los tres navegadores con un resultado curioso:

  • En IE pude arreglarlo todo a través del menú.
  • En Firefox a través el menú no se podía cambiar el buscador por defecto, con lo que tuve que ir a about:config y allí, buscando “search”, me dediqué a poner la opción por defecto en todas aquellas entradas cambiadas, solucionando así el problema.
  • Y en Chrome… Por el menú imposible. No había manera de seleccionar un nuevo buscador por defecto, el programa de marras había deshabilitado esa opción y no se podía volver a habilitar de ninguna manera. Desinstalé y reinstalé Chrome. Nada. Al final, la solución fue buscar en el registro de Windows todas las apariciones de Chrome (y hay muchas) hasta encontrar la clave que arreglase el desaguisado. La solución: en HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Policies\Google\Chrome\ hay una clave llamada DefaultSearchProviderEnabled que estaba a 0. Poniéndola a 1 se soluciona el problema, se puede cambiar el navegador por defecto y borrar el incorporado a la fuerza.

Espero que a alguien le sirva de ayuda. Y que Google tome nota.

Visualiza tus conversaciones por correo con GraphYourInbox

Dos gráficas visualizan el número de conversaciones por mes y por año desde junio de 2004

¿Es la pesada de María quien más correo te envía? ¿El jefe se acuerda de ti sólo antes de los informes? ¿Realmente recibes cada año más correo? Son preguntas que se hace de vez en cuando. Y, además, son fáciles de contestar. Pero increiblemente tediosas.

Desde ahora, gracias a Graph Your Inbox, una extensión para Chrome (y sólo si, como yo, acumulas todo tu correo en un único buzón GMail), la cosa se ha vuelto casi trivial, sobre todo si te has preocupado de etiquetar tu correo con un cierto mimo…

Basta instalar la extensión (ojo: figuran como ‘verified author’ en el sitio de extensiones de Chrome y juran que ni guardan información personal ni la envían a ningún sitio; yo les he creído, pero allá cada cual con sus datos) y le podemos pedir que nos haga la gráfica de cualquier búsqueda en GMail, incluyendo los operadores from: o label:, por ejemplo. Y con la posibilidad de comparar diversas búsquedas sobre una sola gráfica. Como debería ser de esperar, para buzones ‘densos’ las búsquedas pueden llevar un rato.

No sé si será muy útil o no, pero a mí me ha tenido entretenido un rato :-).

Visto en los Links de waxy.org.

Mi hijo prefiere Chrome

Tengo un hijo de 9 años (atentos al autor del post… :P ) usuario de internet tanto en nuestra casa como en casa de sus abuelos. En casa, yo uso Firefox y Chrome, Firefox como navegador principal y Chrome para Google Maps y para cuando tengo que consultar una cuenta de GMail que no es la que uso habitualmente. Cuando mi hijo se pone en mi ordenador, usa el navegador que tengo abierto y, si no, se lo abre el solo.

En casa de los abuelos tienen Firefox (y el inevitable IE), así que el niño usaba Firefox o Chrome en casa y Firefox en casa de los abuelos, aunque desde hace un tiempo venía dándome cuenta que si era él el que abría el navegador en casa solía escoger Chrome.

Mis sospechas se vieron confirmadas hace unos días cuando, estando en casa de uno de los abuelos, mi hijo me preguntó si podía instalar Chrome.

¿Porqué un niño de 9 años que habitualmente usa Firefox puede querer instalar Chrome? Por dos motivos. El más importante es que tarda mucho menos en cargarse que Firefox, pero, además, la pantalla inicial de Chrome le simplifica el acceso a las páginas que más usa (aun le cuesta un poco encontrar las teclas en el teclado).

Ahora, en casa de los abuelos el ordenador tiene tres navegadores: El IE, el Firefox que usamos los adultos y el Chrome que usa el nieto.

Ahí queda eso :)

¿Necesitamos un Chrome OS?

De la entrada del blog de Google:

The software architecture is simple — Google Chrome running within a new windowing system on top of a Linux kernel. For application developers, the web is the platform. All web-based applications will automatically work and new applications can be written using your favorite web technologies. And of course, these apps will run not only on Google Chrome OS, but on any standards-based browser on Windows, Mac and Linux thereby giving developers the largest user base of any platform.

O, traducido,

La arquitectura de software es simple — Google Chrome corriendo sobre un nuevo sistema de ventanas sobre un ‘kernel’ Linux. Para los desarrolladores de aplicaciones, la web es la plataforma. Todas las aplicaciones basadas en la web funcionarán automáticamente y se pueden escribir aplicaciones usando tu tecnología web preferida. Y, naturalmente, esas aplicaciones correrán no solo sobre Google Chrome OS, sino sobre cualquier navegador basado en estándares sobre Windows, Mac y Linux, dando por tanto a los desarrolladores la mayor base de usuarios de cualquier plataforma.

Esto es, leído con unas gotas (pocas, muy pocas) de mala baba: vamos a coger Linux y castrarlo para que Chrome corra muy rápido, muy probablemente escondiendo tanto como sea posible la capacidad de Linux de correr aplicaciones nativas. Y a mí me parece muy bien que las aplicaciones web corran más, pero… si lo que queremos es velocidad y eficiencia, igual es más sencillo no interponer un navegador entre mí y mi aplicación. Y, en cualquier caso, negar la potencia de las aplicaciones ‘de escritorio’ no me parece inteligente: las aplicaciones web tienen sentido, pero no son la única solución, ni siquiera la mejor para todos los casos. Y para acabar, ya es oficial: Google me da miedo y comienza a olerme a Microsoft en los 80 y 90…

PS Interesante cita de la correspondiente pieza en Ars Technica:

Apple spent a couple of years trying to convince developers that they should be happy with Web apps, but it’s clear that the arrival of native applications has been a significant driver of the iPhone’s popularity.

Efectivamente: si las aplicaciones web no fueron suficientes en un teléfono y ni Apple fue capaz de convencer al mundo de ello, no creo que basten en un ordenador ni que Page y Brin sean más convincentes que tito Estif, por mucho HTML5 que le tires a la cosa, máxime si insistes en que las aplicaciones para Chrome-sobre-Chrome-OS deben correr en cualquier navegador basado en estándares…

PS 20090709 Como comentario sobre el tema el del ‘fake Steve Jobs’ no tiene desperdicio…

Segundas impresiones de Google Chrome

Y prometo cambiar de tema durante una temporada…

En resumen, y después de usar el dichoso navegador intensamente y durante unas cuantas horas, dos cosas:

  • La novedad real es el tema de los procesos-pestaña. Y aún así, IE8 ya hace algo similar, aislando las cosas. La máquina de JavaScript correrá mucho pero, por un lado, yo no he notado ninguna diferencia sobre GMail y Google Reader e imagino que el efecto solo se notará sobre la siguiente generación de aplicaciones web y, por el otro, donde acabo de decir ‘notará’ igual mejor decir ‘a lo mejor se nota’: todos los navegadores están en la mejora del rendimiento del JavaScript y Firefox anuncia, por ejemplo, un incremento del rendimiento de algo así como el 7000% para la versión 3.1… Y de los temas de la interfaz, lo único que no está en ningún otro navegador (de momento) es lo de las pestañas por encima de la barra de direcciones.
  • Un navegador NO es un sistema operativo. No lo es, no lo es y no lo es. ¿Ya? ¿Sí? Gracias. Pero por si acaso: los navegadores corren sobre sistemas operativos. Además, si lo que quieres hacer es matar a Windows, efectivamente, es una gran idea desplazar las aplicaciones a la web y el navegador. Pero para hacerlo, lo que hay que hacer es asegurar que hay [al menos] un competidor de nivel, multiplataforma y de código abierto en el mercado. Cuando dicen lo de ‘divide y vencerás’, se refieren a dividir a la competencia, no a los aliados… Lanzar un navegador más no es la mejor táctica para acabar con Internet Explorer y, por tanto, tampoco para luchar contra Windows y Microsoft en general.

Acto seguido, algunos detalles de interfaz y funcionamiento que chirrían un poco.

  • He visto dos ordenadores, ambos con XP Service Pack 2 y el ClearType activado, sobre los que Chrome mostraba las tipografías de una misma página web de maneras muy diferentes (con y sin ‘antialiasing’, para ser exactos). ¿Poltergeist? En cualquier caso, lo mínimo que se puede esperar de un navegador es consistencia…
  • A pesar de correr sobre Webkit, como Safari, el render de las páginas no es idéntico. Corren por ahí teorías que dicen que Chrome corre sobre una versión anticuada de Webkit. Podría ser, pero yo sospecho que tiene más que ver con que Safari sobre Windows utiliza el mismo motor para escribir las tipografías a pantalla que sobre Mac OS X. Sin tener el más mínimo fundamento, me voy a atrever a aventurar, además, que es probable que Apple no haya hecho público ese código…
  • De especial interés para los que usamos más de un idioma. Chrome viene con un impecable soporte para tropecientos idiomas… pero cambiar de idioma implica un viaje a las preferencias. En Firefox basta hacer clic con el botón derecho. ¿Lo podemos implementar para la próxima versión? ¿Por favor?
  • Como mínimo mi instalación de Chrome (ya hemos dicho que este no es el navegador más consistente del mercado) es alérgica a los ‘checkboxes’: solo los muestra si se le pide por favor y se le coge de buen humor…
  • En Firefox, si haces clic con el botón del medio y desplazas el ratón tienes un scroll extremadamente cómodo. En Chrome no solo no lo tienes: el scroll de la ruedita del ratón da unos saltos que son un atentado de primer orden contra la usabilidad…

Pero, curiosamente, como dicen los Rolling Stonesit’s only rock n’ roll… but I like it. Qué quieren que le haga, me gusta, aún con todos sus defectos (y que me haya pasado una mañana entera sin mis apreciadísimas extensiones de Firefox no es más que una demostración de ese hecho).

En fin, lo dicho: procuraré cambiar de tema durante una temporada.

Bueno, sí, una última cosa: Extreme Tracking ya da 49 visitas con el ‘user-agent’ nuevo… pero Google Analytics (con el acento en Google) aún no lo reconoce. Manda… :P