Monitoriza tu correo con EmailOracle

[Sólo de interés para usuarios de GMail y/o Google Apps]

Captura de pantalla de EmailOracle
(Las formas extrañas se deben al tema 'Asteroids' que tengo en GMail)

No sé si le pasa con frecuencia a la gente, pero a mí, sí: envío un correo que necesita contestación y, a los treinta segundos, me olvido completamente de su existencia. Cuántas veces me habría encantado que alguien me recordase al día siguiente que no me han contestado, para insistir en el tema.

Seguro que Outlook y demás clientes ‘potentes’ de correo electrónico gozan de tal funcionalidad desde hace tiempo, pero para los adictos a GMail, que yo sepa, hasta ahora no había nada parecido.

Y ahí es donde entra emailoracle.com, que hace precisamente eso: mediante una combinación de plug-in para el navegador y servicio sobre GMail, nos permite, cada vez que enviamos un correo, establecer un seguimiento para que nos avise si no nos contestan al cabo de un número determinado de días. Caso que no nos contesten, EmailOracle nos enviará un correo recordatorio y podremos insistir sobre el tema.

El servicio también ofrece la posibilidad de detectar si se ha abierto el correo. Esto lo hace, como uno podría imaginar, a base de meter una firma gráfica en el correo y, por tanto, no funcionará si el receptor del correo tiene desactivadas las imágenes.

Hasta hace algunos días parecían tener algún problema con la gestión de caracteres acentuados, pero si hay algo que cabe destacar es que, al menos de momento, su atención al usuario es de primerísima calidad :-).

La cuenta gratuita permite seguir hasta 20 mensajes al mes y, al más puro estilo Dropbox, invitando a gente se obtienen correos adicionales. Si queréis comenzar con 25 y no 20, una vez dados de alta haced clic en ‘Redeem coupon’ y probad con el código UPMKIGISWT0AF (me estaréis regalando cinco a mí, también). Además del ‘free’ tienen un Basic de 10 dólares al mes (con monitorización de 50 mensajes), un Deluxe (20 dólares, 200 correos) y un Pro (100 dólares y hasta 10,000 mensajes). Estos dos últimos, además, permiten personalizar la ‘mosca’ gráfica de la monitorización de apertura.

Visualiza tus conversaciones por correo con GraphYourInbox

Dos gráficas visualizan el número de conversaciones por mes y por año desde junio de 2004

¿Es la pesada de María quien más correo te envía? ¿El jefe se acuerda de ti sólo antes de los informes? ¿Realmente recibes cada año más correo? Son preguntas que se hace de vez en cuando. Y, además, son fáciles de contestar. Pero increiblemente tediosas.

Desde ahora, gracias a Graph Your Inbox, una extensión para Chrome (y sólo si, como yo, acumulas todo tu correo en un único buzón GMail), la cosa se ha vuelto casi trivial, sobre todo si te has preocupado de etiquetar tu correo con un cierto mimo…

Basta instalar la extensión (ojo: figuran como ‘verified author’ en el sitio de extensiones de Chrome y juran que ni guardan información personal ni la envían a ningún sitio; yo les he creído, pero allá cada cual con sus datos) y le podemos pedir que nos haga la gráfica de cualquier búsqueda en GMail, incluyendo los operadores from: o label:, por ejemplo. Y con la posibilidad de comparar diversas búsquedas sobre una sola gráfica. Como debería ser de esperar, para buzones ‘densos’ las búsquedas pueden llevar un rato.

No sé si será muy útil o no, pero a mí me ha tenido entretenido un rato :-).

Visto en los Links de waxy.org.

E-mail afterhours

Si algo genera el correo electrónico… es más correo electrónico. Comentan en Lifehacker que ya corren por ahí empresas que animan a sus trabajadores a enviar menos correo electrónico. No se paran ahí y dan ocho ideas para reducir el volumen de correo en el buzón. En resumen/traducción libre (y, como siempre, con la recomendación de ir al original, mucho más completo):

  • Dedica solo determinados momentos del día al correo electrónico. No abras el correo inmediatamente al llegar a la oficina.
  • Dedica momentos diferentes a leer y escribir correo.
  • No ojees el correo si no vas a poder hacer nada al respecto. Esto es: justo antes de salir del trabajo, no.
  • No envíes ‘recordatorios’ fuera del horario laboral. Sí, mensajes del estilo de ‘acaba de ocurrírseme que…’ o ‘antes de que se me olvide…’. Prohibidos.
  • No uses el correo para recordatorios ni como lista de cosas a hacer. Hay herramientas mejores.
  • Se puede saltar del correo al teléfono. Si vas a cruzar más de cuatro correos para un tema, el teléfono es más eficiente.
  • Dos preguntas que debes hacerte antes de escribir un correo: “¿qué problema estoy intentando resolver?” y “¿cuál es el resultado al que aspiro?”.
  • En lugar de preguntar y pedir sugerencias, proponlas tú.

Espero que os sirva de algo…

El correo, ese gran amigo. O no

Una captura de pantalla amañada de un cliente de correo. Explicado en el texto

Para el que no tenga ganas de pelearse con el inglés, las opciones que cuelgan de Send/Receive son:

  • Enviar mensaje redundante
  • Hacer copia a todo el mundo en la agencia
  • Añadir la marca de alta prioridad que nadie verá
  • Bajar el siguiente diluvio de mensajes
  • Buscar adjuntos cuyo nombre has olvidado
  • Rechazar todas las invitaciones a reuniones automáticamente
  • Resumir la discusión sobre la limpieza de la nevera
  • Borrar los mensajes del mes pasado

Qué cierto… La fuente, por cierto, una entrada bastante interesante sobre la colaboración (o no, insisto) a través del correo electrónico: Hold that thought! Tools for retaining creative knowledge in an advertising agency.