Categorías
cacharritos

DPReview y la ‘pixel density’

Interesante jugada la de Digital Photography Review contra el mito del megapíxel (más). A partir de ahora incluyen una característica nueva en sus fichas sobre cámaras digitales: la densidad de píxels, que es el número de píxels efectivos del sensor dividido por su área, con lo que se pone de manifiesto la salvajada que significa la escalada de megapíxels en las cámaras digitales de gamas bajas y medias. Así, por ejemplo, y centrándonos en un solo fabricante, tenemos todo un abanico de densidades:

  • Canon PowerShot SD890 IS (13MP, 1/2.3″): 35 MP/cm2
  • Canon Powershot G9 (12.1MP, 1/1.7″): 28 MP/cm2
  • Canon EOS 450D (12.2MP, 22.2×14.8): 3.7 MP/cm2
  • Canon EOS 400D (10.1MP, 22.2×14.8): 3.1 MP/cm2
  • Canon EOS 5D (12.7MP, 36×24): 1.5 MP/cm2

Como bien apuntan en DPReview no debería usarse como métrica absoluta a la hora de elegir cámara (hay muchos otros factores que inciden en la calidad de imagen), pero sí es un elemento importante a la hora de tomar una decisión…

Categorías
cacharritos

Más catálogo Mediamarkt (edición foto digital)

Hací­a mucho, muchísimo tiempo (¡casi dos años!) que no hacía yo una entrada sobre los catálogos de Mediamarkt (y mira que llegaron a darle visitas a este blog, en su momento…), pero es que hacía mucho tiempo que no me sorprendían lo más mínimo (y al fin y al cabo aquí escribo porque me gusta, y no exclusivamente para atraer visitas).

Hasta hoy, claro. Y es que finalmente, podemos declarar la muerte de la réflex de película para el consumidor. Una Nikon D40 con un 18-55 (que es efectivamente un 27-82) y tarjeta de 2 gigas… ¡por 333 euros! Podría argumentar uno que es «solo» una 6 megapíxels (más que suficientes para revelar a 40×30, no conozco yo a mucha gente que se vaya por encima de eso) y que el objetivo solo llega a a F3.5. Pero es que en el interior nos encontramos una Sony α200 (esto es, 10 megapíxels) con un 18-70 (27-105) F3.5 y tarjeta de 2 gigas por 480 euros.

Y en las gamas medio altas las cosas no pintan nada mal. Por 790 euros, una Canon EOS 450D, con la sorpresa de que al más menos habitual EF S 18-55 IS (efectivamente, 29-88) le acompaña un 50 milímetros F1.8… Por 1200 euros tienen una Nikon D80 con un 18-200 y por 1250 euros se puede llevar uno a casa una Canon EOS 40D con un 17-85 (27-136) F3.5…

Y por primera vez (que yo recuerde, al menos) en un catálogo de Mediamarkt la página de réflex viene puntuada por una plétora de accesorios (flashes, trípodes, bolsas) y ópticas nada desdeñable…

Categorías
cacharritos

Ciudades por la noche

Sin duda, el pase de fotos de ciudades más caro del mundo (para hacer las fotos hay que pasarse unos días en la Estación Espacial Internacional y, en los ratos libres, construir con partes sobrantes un mecanismo de seguimiento para hacer las fotos, que si no salen movidas):

Madrid está hacia el minuto 2 (una de las primeras ciudades tras la explicación del proyecto, a cargo del astronauta Don Pettit), Hong Kong hacia el 5. Como es natural, también aparecen Londres, Tokyo, Nueva York, Los Ángeles… Impresionante el contraste entre El Paso, Tejas y Juárez, México, las diferencias entre las formas de las ciudades europeas y las americanas o cómo las ciudades japonesas tienen un muy particular color verdoso. Vía.

PS Curiosamente, Doc Searls enlaza hoy una versión económica de lo mismo: Washington, Baltimore, Philadelphia, Nueva Jersey, Nueva York y Boston, un casi continuo urbano que puede verse en un vuelo nocturno de menos de una hora y media.

Categorías
cacharritos

Sigma DP1, una cámara compacta «de verdad»

Igual hay suerte y comienza a frenarse la absurda «guerra del megapíxel» en que se enzarzan desde hace años los fabricantes de cámaras digitales. Como comentábamos hace semanas, hinchar las cuentas de megapíxels sin incrementar la superficie del sensor ni mejorar su tecnología probablemente haga más atractivas las cámaras para el comprador no educado, pero también es la receta perfecta para incrementar el ruido en las imágenes capturadas (un ruido que luego no vemos porque la cámara pasa automáticamente un filtro que lo evita, pero que por el camino niega la ventaja de la mayor resolución y, además, «ablanda» la imagen que da gusto).

Pues bien, parece que Sigma, con su nueva DP1 (‘review’ en PopPhoto, vía, web oficial) ha decidido abrir vías nuevas. A cambio de pagar precio de réflex por una compacta (dan 800 dólares como «precio de calle», que por aquí no creo que baje de 750 euros) Sigma da, efectivamente, calidad de réflex, gracias, sobre todo a un sensor Foveon X3 Direct Image, con una superficie de 20.7×13.8 milímetros (siete veces más grande que el sensor típico de una buena compacta) y tres capas de 4.7 megapíxels (según PopPhoto, la resolución efectiva estaría en la línea de sensores más convencionales de 8 o 9 megapíxels), con niveles de ruido excelentes incluso a sensibilidad ISO 800 y gran sensibilidad de color con una lente fija de 16.6mm f/4 (equivalente a 28mm en cámaras de 35mm).

A pesar de tener bastantes limitaciones (la capacidad de procesar imágenes es bastante más reducida que en una réflex, por ejemplo) parece que, finalmente, el mercado comienza a lanzar compactas serias.

Categorías
cacharritos

El sensor

Se acerca el PMA, la feria internacional de la fotografía digital, y como era de esperar los fabricantes del mundo están inundando la red a base de notas de prensa. Probablemente los cacharritos más interesantes del lote sean las réflex digitales de Canon y Nikon para el mercado masivo, en especial la 450D y la D60 (ver en Xataka)).

Pero de todas las novedades, me voy a quedar con un sensor. El sensor. Y es que Sony ha anunciado (nota de prensa en dpreview) un sensor de tecnología CMOS, tamaño negativo 35 milímetros (36×24 milímetros) con 24 megapíxels efectivos y la capacidad de tomar hasta 6 imágenes por segundo.

Las primeras cámaras que lo usen no serán baratas, pero van a acabar de matar las réflex de película…