Siete

El número 7
Imagen (cc) Kevin Collins. Clic en la imagen para acceder al original en Flickr

Pues nada, que, como cada San Juan, este blog cumple años. Y ya van siete. El último año no ha sido especialmente productivo, con menos de cien entradas, pero el tráfico se mantiene en unos niveles decentes (un pelo más de trescientas mil visitas, dice Google Analytics). Quién sabe, igual este año pisamos un poco el acelerador para poder celebrar el 8 con más ganas :-).

¡Feliz resaca de San Juan a todos!

Disculpen las molestias…

Parece ser que ha habido algún problemilla con el canal RSS de otro blog más y que hace unos días que este no se actualizaba. A falta de mejor explicación, le voy a echar la culpa a Feedburner (un ping ha bastado para solventar el problema: no es la prueba definitiva pero me permite mantener la conciencia tranquila, que no es poco). No sufran, que los que nos siguen exsclusivamente a través del RSS tampoco se han perdido gran cosa, como podrán comprobar. En cualquier caso, disculpen las molestias y, toquemos madera, en breve retomamos la programación habitual.

Seis

Seis años. Dos mil ciento noventa y dos días. Ese es el tiempo que ha pasado desde que se me ocurriera montar un blog para intentar ‘espamear’ un poco menos a amigos y compañeros de trabajo (objetivo no cumplido, por cierto) y ponerle el originalísimo nombre de ‘otro blog más’. No ha sido el último año el más productivo, precisamente (unas 275 entradas, cuando la media de los cinco años anteriores casi llegaba a 600), pero esto nos sigue divirtiendo, a mí y a ese par de colaboradores “habituales” que de vez en cuando se pasan por aquí, o sea que con un poco de suerte el año que viene cumpliremos siete.

Si ven una vela por ahí, sóplenla de mi parte :-).

Disculpen las molestias

Hemos estado caídos unas cuantas horas. Parece ser que la última actualización del software del blog y alguno de los plugins no se entendían muy bien. Como suele pasar, ha ido a pasar el día que ni nos hemos mirado el blog ni disponíamos de demasiado tiempo para solucionarlo. A fin de año servidor habrá perdido un par de euros de AdSense y los lectores habrán ahorrado, colectivamente, unos centenares de minutos de sus vidas, o sea que de media el mundo debe haber salido ganando…

Y ahora, publicidad en los ‘feeds’

Pues eso. Que finalmente me han transferido los feeds de Feedburner a la cuenta de AdSense y hemos activado la publicidad. Por aquello de no ser muy molestos, solo en entradas de más de 500 palabras, que no son muy frecuentes por aquí…

Los afectados, sírvanse usar el formulario de comentarios de la entrada (en cuyo diseño deberíamos trabajar también, cierto es) para poner al que suscribe. En función de las amenazas recibidas, igual deponemos nuestra actitud…